Una multitud acompañó los festivales del Locro y la Empanada

  • Imprimir

Los festivales municipales de la Empanada en Valle Viejo y el Locro en Capital convocaron a una importante cantidad de público, que disfrutó de las tradicionales comidas y la propuesta artística.

En la plaza Huayra Tawa, frente al barrio 920 viviendas  se desarrolló la XVII Fiesta Municipal del Locro, donde las instituciones participantes vendieron más de 8 mil litros de locro.  

Allí, el jurado estableció que el Servicio Penitenciario elaboró una vez más el locro más sabroso, por lo que sus integrantes se hicieron acreedores del premio de 10 mil pesos del primer puesto; el segundo lugar fue para la escuela “Ramón S. Castillo”, que se llevó el premio de 8.500 pesos; y en tercera posición se ubicó la Liga de Veteranos de Fútbol, que logró el premio de 7.500.  En tanto, el premio “Tatín Córdoba” al stand mejor presentado fue para la parroquia San José Obrero. 

En su cuenta oficial de la red social Facebook, el intendente de la ciudad, Raúl Jalil, señaló: “Una fiesta del Locro histórica por la calidad de los productos, la cantidad de porciones vendidas, más de un millo y medio de pesos en ventas y la gran convocatoria”.
La propuesta artística de la edición fue otro de los atractivos que hizo que la gente participe de la edición de la tradicional fiesta. 
Entre las artistas destacadas y ovacionadas por el público se encontró Silvia Pacheco, el resto de los artistas le agregó la alegría a la jornada. 

El cierre de la fiesta capitalina fue con la actuación del Chaqueño Palavecino. 
La Plaza del Aborigen en Valle Viejo fue escenario de la XVI edición del Festival Municipal de la Empanada, en la que se eligió a la institución que elaboró la mejor empanada. El comedor Santa Rosa resultó ganador del festival, además fueron premiados en segundo lugar la Escuela Nº 70 de El Bañado, y la iglesia evangélica Asamblea de Dios en el tercer puesto. 

Concursaron más de veinte stands que representaban a diferentes instituciones, entre clubes y organizaciones del departamento, que hicieron degustar al público las más variadas recetas de la tradicional comida típica. 
Además, el escenario de El Aborigen fue el espacio donde se mostraron diferentes números artísticos y ballet locales, quienes brindaron el clima festivo a la jornada.